La publicidad tradicional ya no funciona de la forma en que lo hizo una vez.

Atraer a los consumidores exige ahora métodos y procesos más sofisticados  en el ámbito de los contenidos y las campañas de promoción.

 

La publicidad online sirve a las empresas para anunciarse con la finalidad de vender sus productos y servicios. Estamos hablando de banners en páginas web, optimización en buscadores (Google), redes sociales (Facebook), blogs, envíos por mail, etc.

Si hay una ventaja a destacar de la publicidad Online respecto a la Offline es sin duda el coste, además de la rapidez,  y poder gestionar la campaña en tiempo real y modificarla si fuese necesario con un control inmediato.

Se diseña para cada cliente su campaña Online teniendo en cuenta su público objetivo y usando lo que más conviene en cada momento, Banners, video viral, notas de prensa, etc.